top of page
Buscar

No puedo dormir, ¿ahora qué?



Los trastornos del sueño pueden tener un impacto significativo en la salud física y mental, así como en el funcionamiento diario a nivel profesional, social y familiar. Aquí hay algunas estrategias para lidiar con el insomnio:

  1. Higiene del sueño: Mantén una rutina regular de sueño acostándote y levantándote a la misma hora todos los días, incluidos los fines de semana. Asegúrate de que tu habitación esté oscura, tranquila y a una temperatura agradable.

  2. Evitar estimulantes: Reducir el consumo de cafeína y alcohol, especialmente en las horas previas a acostarse. Además, evite las comidas copiosas justo antes de acostarse.

  3. Ejercicio regular: la actividad física regular puede ayudar a mejorar la calidad del sueño. Sin embargo, evite la actividad física intensa justo antes de acostarse, ya que puede ser estimulante.

  4. Tecnología y sueño: Evite el uso de dispositivos electrónicos como teléfonos inteligentes y computadoras al menos una hora antes de acostarse, ya que la luz azul que emiten estos dispositivos puede interferir con la producción de la hormona melatonina, que ayuda el sueño regula el sueño.

  5. Técnicas de relajación: los ejercicios de relajación como la meditación, la respiración profunda, el yoga o las técnicas de relajación muscular progresiva pueden ayudarlo a dormir mejor.

  6. Psicoterapia: si su trastorno del sueño le causa un estrés significativo o interfiere con su vida diaria, busque asesoramiento psicológico de un psicólogo.

  7. Evita las siestas largas: las siestas largas o tardías pueden interferir con el sueño nocturno. Si necesita una siesta, trate de que sea breve y más temprano durante el día.

  8. Comidas ligeras en la cena: comer comidas ligeras en la cena y evitar las comidas pesadas puede ayudar a mejorar la calidad del sueño.

Recuerda que si tu trastorno del sueño persiste o está afectando tu calidad de vida, es importante buscar ayuda profesional.

Commenti


bottom of page